Importancia de las plantas medicinales

México cuenta con una gran diversidad florística y en cuanto a la diversidad fitoterapéutica, ésta también es muy amplia y depende de las regiones climáticas y de los grupos indígenas que viven en ellas, así los datos aportados por la Base de Datos Etnobotánicos de las Plantas Mexicanas (BADEPLAM), del Jardín Botánico de la Universidad Nacional Autónoma de México, reporta información para 3, 500 plantas vasculares cuyo uso principal es medicinal, en tanto que el Instituto Mexicano del Seguro Social reporta 4 mil 400 especies medicinales

Los herbarios, jardines botánicos, bancos de germoplasma, huertos familiares y farmacias vivientes, son elementos valiosos para la docencia y la investigación; sin embargo, sus alcances son limitados, por lo que la Universidad Autónoma Chapingo ha generado estrategias para la enseñanza práctica sobre los usos de las plantas medicinales, frescas o secas, considerando como prioridades la preservación del ambiente, la conservación de la diversidad genética vegetal y que la gente de escasos recursos disponga de medicamentos económicos, sin efectos secundarios nocivos y adecuados a su entorno ecológico y cultura.

En la Universidad Autónoma Chapingo se trabaja para impulsar y fortalecer la enseñanza de la herbolaria tradicional mexicana y, para ello, se considera de vital importancia el trinomio investigación-docencia-servicio, como medios para lograr alternativas prácticas para conservar o recuperar la salud de la población mexicana

En los últimos 20 años ha venido resurgiendo el interés por el uso de las plantas medicinales, lo que ha permitido que la herbolaria recobre una posición científica que parecía perdida después del auge de la industria química farmacéutica
Actualmente el conocimiento de la medicina tradicional se ha venido rescatando y validando por instituciones científicas
La cifra de especies vegetales en México oscila en 30,000 catalogadas en 220 familias y 2410 géneros, del total de esta flora se considera que el 50% de las especies son utilizadas para satisfacer alguna necesidad humana, siendo las plantas medicinales las que ocupan el principal porcentaje, calculado en 3500 especies
De éste total se considera que el 11%, es decir un promedio fluctuante de 350 a 400 especies medicinales se comercializan en mercados de la capital mexicana con un volumen de 20,000 toneladas de plantas seca al año proveniente de 15 regiones y subregiones del país

El hombre ha hecho uso de sus de los productos de la naturaleza desde hace tiempos inmemoriables, no solo para satisfacer su hambre, si no también con la finalidad de sanar sus enfermedades cicatrizar sus heridas, la medicina tradicional como parte importante de la cultura de los pueblos, ha sido durante siglos, el único sistema utilizado en la restauración de la salud de las generaciones pasadas, donde las plantas medicinales han cumplido un rol fundamental como medio para curar enfermedades en las personas

Aunque el uso de las hierbas con fines terapéuticos estaba asociada a ritos mágicos y religiosos y su carácter curativo se atribuyó a las fuerzas divinas, hay que resaltar que esta utilización estaba basada por encima de todo, en un buen conocimiento de la planta adquirido empíricamente y transmitido de padre a hijos a través de muchas generaciones. Después del advenimiento de la medicina académica o científica, el sistema tradicional sigue teniendo presencia en más del 90% de la población amazónica, con predominio en el área rural, son las comunidades quienes han utilizado tradicionalmente las plantas medicinales, para satisfacer sus necesidades básicas, acumulando practicas ancestrales de selección, manejo y conservación de conocimientos que han transmitido de una generación a otra

Esta información ha sido importante para el descubrimiento de diferentes medicamentos que hoy utilizamos y que son hechos a base de plantas
Diversas plantas han sido estudiadas y llevadas al extranjero donde su uso se hace cada vez mas frecuente, esto origina además que nuestras plantas se vayan extinguiendo o mejor dicho desapareciendo de nuestro bosque
Es importante por lo tanto la capacitación en diversos aspectos para el manejo de las plantas medicinales como medicina alternativa curativa
Conociendo como realizar su cultivo, recolección, secado, almacenamiento y procesamiento, sabremos como llevar a cabo una curación alternativa.

México se conforma de un conjunto de culturas asentadas en lugares determinados en el territorio mexicano o mezcladas en lugares urbanos, son los representantes de nuestra herbolaria, son las depositarias de un conocimiento ancestral
Los conocimientos fueron adquiridos por imitación, similitud o accidentalmente cuando ingerían vegetales para su alimentación, configurando lo que llamamos método de prueba y error, cuyos pilares son la observación y la experiencia seguido de una sistematización de conocimientos

El conocimiento, en un principio, estaba determinado por lo mágico, posteriormente por lo medicamentoso para quedar finalmente mezclado como mágico-medicamentoso adquiriendo un status de doctrina seudocientífica en los primeros albores, el extenso conocimiento y práctica de la herbolaria disminuyó por el carácter de subordinación que adquirieron las culturas de este territorio y por la eliminación física de que fueron objeto muchos depositarios de este conocimiento.

La integración de la herbolaria nativa con la de los invasores españoles fue posible en la medida en que fue reconocida la utilidad práctica de las plantas medicinales empleadas en prácticas curativas tanto en indígenas como en españoles se aceptó lo medicamentoso, pero lo mágico como concepción y cono ritual quedó al margen, siendo los mismos indígenas los que siguieron siendo depositarios de esos conocimientos en su misma condición de dominados, la práctica de éstos se constituyeron como elementos de identidad y como expresión de resistencia y lucha a largo plazo.

La tolerancia de la herbolaria durante el dominio español, se explica por su eficacia y porque realmente era la única alternativa medicinal para los grupos indígenas dominados no había otra medicina que diera solución a los problemas de salud de esos grupos, prueba de ésta tolerancia se expresa en los escritos realizados en esa época: el escrito hecho en 1552 por Martín de la Cruz llamado por nosotros como Códice Badiano, los escritos de Bernardino de Sahagún de 1558, que recoge informes de los médicos indígenas, el arduo trabajo realizado por Francisco Hernández de 1570 a 1577
El compendio y lectura de estas obras ofrece una comprensión de la importancia de las plantas medicinales en esa época.

Después de la Independencia de México, como parte inherente de un proceso de construcción de la conciencia nacional como mexicanos, la herbolaria siguió en la misma situación tolerada, se desarrollan las primeras investigaciones oficiales en 1889 con Fernando Altamirano de la Secretaría de fomento, quien fundó el Instituto Médico Nacional para estudiar preferentemente plantas medicinales, dicho instituto fue clausurado en 1919 y con ésto terminó el intento de estudiar sistemáticamente la herbolaria nacional.

Desde el período independiente y durante el posrevolucionario el estudio de plantas medicinales fue descontextualizado de los aspectos mágico-religiosos y dichos estudios fueron realizados principalmente por extranjeros, quienes saben de nuestras culturas pero tienen dificultades para comprenderlas cayendo en el error de considerar a lo mágico-religioso como producto "sólo" de la ignorancia y superstición, sin considerar que son elementos de una cosmovisión muy propia, de las culturas de este país.

Durante este siglo las prácticas curativas con plantas medicinales persistieron y persistieron también los esfuerzos de algunos intelectuales por sistematizar ese conocimiento, ejemplo clásico de exponer son los trabajos de Maximino Martínez con su obra Las Plantas Medicinales de México, a mediados del siglo, los trabajos de Instituto Mexicano para Estudio de las Plantas Medicinales de México (IMEPLAM) en los años setenta, plasmados en su revista Herbolaria y sus monografías científicas
Los trabajos del INI encabezados por el Dr
Arturo Argueta Villamar en esta década (1990) integrados en una obra de 13 tomos, que resumen gran cantidad de obras relacionadas con plantas medicinales y sus propios estudios son dignos de divulgarse, ya que prácticamente son patrimonio de la humanidad.

 

Yerbatex.com.mx 2004 | Contacto | Quien es | Difusión | Plantas | Libros | Productos | Diplomados